Cambio de aceite y filtros

La vida del motor está afectada por el aceite. Dependiendo de cual se utiliza debes cambiarlo cada 5.000, 8.000 o máximo 10.000 kms.

El aceite de motor es fundamental para el buen funcionamiento del vehículo. Su acción lubricante permite el movimiento de las piezas internas sin fricción lo cual reduce el desgaste entre ellas. Pero esta no es su única función, el aceite también es agente detergente y refrigerante debido a que en todo su recorrido recoge pequeñas impurezas que se depositan en el filtro y absorbe cierta parte del calor generado.

La creencia generalizada es que el cambio de aceite se debe hacer cuando cumple los kilómetros para los que viene especificado, pero no es del todo cierto. En los casos en que no se utiliza mucho el vehículo, se debe cambiar por tiempo y su equivalencia es en promedio 6 meses o cada 5.000 kms, 8 meses o cada 8.000 kms, 1 año o cada 10.000 kms. Lo anterior quiere decir que el aceite no solo pierde sus capacidades por el uso sino también por estar mucho tiempo en reposo.

Las consecuencias de un cambio de aceite no oportuno pueden ser graves para el motor y aunque en muchas ocasiones no son percibidas, con el tiempo se pueden evidenciar. En los casos más críticos pueden haber fallas de lubricación por la formación de costras y lodos que obstruyen los ductos en el bloque, se puede bajar significativamente el nivel de aceite más allá del límite mínimo permitido ocasionando desgaste prematuro en las piezas y hasta se puede llegar al punto de una reparación general de motor.

Lo mejor es estar pendiente de los tiempos y utilizar aceites y filtros de buena calidad. Un simple descuido o buscar economías “baratas” con aceite de dudosa procedencia pueden salir muy costosos.

Para más información puedes consultar en nuestro blog la guía de aceites.