Cambio pastillas de freno

Se trata de un elemento importante para la seguridad al manejar. Deben cambiarse cada 20.000 o 30.000 kms aproximadamente.

Las pastillas de freno son elementos de desgaste por naturaleza. Todos los vehículos a excepción de algunos de carga cuentan con pastillas en la parte delantera. En la parte trasera depende del diseño, fabricante y prestaciones mecánicas.

Debido a que son considerados un repuesto de alta rotación, existen muchas marcas y especificaciones. Sin embargo, un buen funcionamiento del sistema de frenos no solo depende de realizar el cambio de pastillas de freno periódicamente. Aspectos tales como el estado de los discos, de los cilindros, de los pasadores de la mordaza y del líquido de frenos, son determinantes. Unos discos con defectos o desgaste pueden producir vibraciones en el pedal, unos cilindros con fuga ocasionan pérdida de líquido de frenos, unos pasadores de mordaza con defectos pueden ocasionar desgaste prematuro e irregular de las pastillas y un bajo nivel de líquido de frenos puede tener consecuencias graves.

La calidad del repuesto que se utilice también es importante. Utilizar pastillas de freno económicas muchas veces ocasiona chillidos al frenar, exceso de desgaste que se refleja en rines llenos de polvillo y falta de efectividad. En muchos lugares tienen como práctica para quitar el chillido bajar las pastillas y “destalonarlas”. Este procedimiento puede ser efectivo en casos particulares, pero si el material no es el adecuado el ruido va a persistir.

En Servitalleres no solo revisamos el nivel de desgaste y recomendamos el cambio de pastillas de freno. Nuestra inspección contempla todos los elementos anteriormente mencionados sumado al uso de repuestos de calidad. Marcas de origen americano, alemán o coreano normalmente son las mejores opciones aparte de las originales.

Para mayor información en el tema, te invitamos a leer nuestro blog en la sección de frenos.