Peritaje

Siempre es bueno realizar una inspección al momento de comprar o vender un vehículo. En Servitalleres lo revisamos para que estés tranquilo.

El peritaje consiste en una revisión visual de una serie de componentes del vehículo siguiendo un formato específico. Al ser visual no se realizan desarmes de piezas mecánicas para inspeccionar partes internas. Las únicas pruebas que normalmente se realizan en un peritaje son las de fugas y compresión en el motor para descartar que se encuentre pasando aceite y toque considerar repararlo.

Los aspectos importantes que debe tener todo peritaje para considerarse completo deben incluir por lo menos una revisión de lo siguiente:

  • Aspecto exterior donde se revisan temas de carrocería, pintura y accesorios
  • Aspecto interior donde se revisan accesorios del tablero de instrumentos, seguridad pasiva y equipamento
  • Sistema de motor donde se revisan ruidos, fugas, accesorios y niveles de fluidos
  • Sistema de electricidad donde se revisan luces, sistema de carga y batería
  • Sistema de suspensión y dirección donde se revisan todas las piezas asociadas
  • Sistema de caja y transmisión donde se revisan ruidos en marcha, fugas, estado de embrague (si aplica) entre otros

Finalmente, en algunos lugares realizan con base en la inspección el avalúo comercial y la investigación de antecedentes judiciales. Aunque es importante, lo fundamental es la calidad de la revisión. Estos últimos aspectos pueden consultarse con base en la revista Motor y con la Dijín.

En Servitalleres realizamos un peritaje a la medida para tu vehículo o el que piensas en comprar. Cotiza con nosotros!