Servicio de escáner

Debe escanearse el vehículo periódicamente, no solo cuando se enciende un testigo en el tablero. Esto evita fallas de funcionamiento.

El servicio de escáner es algo que muchos no entienden o no ven su importancia dentro de un mantenimiento. Hoy en día los vehículos vienen cada vez más equipados con accesorios y sistemas de control que hacen de la electrónica algo ya no tan evidente. Por esto es importante contar con equipos y procedimientos que permitan realizar un diagnóstico acertado ante un fallo en el vehículo.

El escáner sirve para varias cosas:

  • Diagnóstico de fallos aparentes reflejados en testigos encendidos en el tablero de instrumentos
  • Diagnóstico de fallos no aparentes que no se reflejan en testigos pero si en comportamiento del vehículo
  • Borrado de esos fallos y de los que estén grabados en los diferentes computadores del vehículo
  • Programación de funciones tales como intervalos de cambio de aceite, reiniciado de parámetros en sensores, etc
  • Lectura de parámetros de motor, sistema de frenos, transmisión automática, accesorios, seguridad pasiva y demás para detectar posibles fallas
  • Estudio y seguimiento en el historial de los computadores las fallas recurrentes y no aparentes. Brinda información de las condiciones en que se presentó tales como velocidad, fecha, rpm, marcha o cambio en el que se encontraba.

El problema con realizar el servicio de escáner solamente cuando se enciende un testigo o se evidencia un fallo en el vehículo radica en que la mayoría de veces es para hacer una operación correctiva. Si se realizara de forma periódica podría ayudar a detectar fallos potenciales. Como siempre, es más económico algo preventivo que correctivo.