5 señales para revisar el embrague - Servitalleres Blog
5 señales para revisar el embrague
Dejar comentario » Transmisión
Detalle Embrague

El sistema de transmisión de un vehículo es el encargado de conducir la potencia generada por el motor a las ruedas. En el caso de los mecánicos existe una pieza clave que se conoce como clutch o embrague. Por su diseño se considera un componente de desgaste y debe cambiarse cada cierto tiempo. Qué determina su duración promedio y como saber si ya es tiempo de pensar en cambiarlo?

  1. Pedal duro: es uno de los síntomas más notorios y que generan mayor incomodidad al manejar. En situaciones de trancón puede generar fatiga en la pierna izquierda. Muchas veces se atribuye este síntoma a la guaya del clutch pero también influye el embrague y es necesario revisar su estado para no realizar cambio de piezas en vano.

  2. Vehículo sin fuerza al arrancar: un embrague muy gastado pierde capacidad de adherencia en sus piezas internas, lo cual ocasiona que la transmisión de potencia se dificulte y por tanto se sienta que el vehículo no acelera o lo hace de forma muy dificultosa. Este síntoma se diferencia de los ocasionados por el motor ya que la pérdida de fuerza es constante y para lograr arrancar el vehículo sin que se apague es necesario revolucionarlo más de lo normal. La sensación en el pedal es un recorrido más largo hasta el punto en que el vehículo arranca.

  3. Dificultad al ingresar los cambios: este síntoma es un poco menos evidente ya que no se presenta todas las veces y puede confundirse con una avería interna de la caja. Puede presentarse como una sensación de atascamiento al ingresarlos o símplemente que se queden bloqueados.

  4. Ruido al realizar los cambios: se hace evidente al realizar los cambios en marchas altas y el ruido es como un patinado. Esto es síntoma que el disco del embrague ha perdido adherencia y tiene un funcionamiento forzado.

  5. Ruido constante al giro del motor: se escucha cuando gira el motor sea en neutro o andando y cesa al oprimir el pedal del embrague. Este ruido proviene del rodamiento, que es otro componente e indica que se encuentra averiado. Normalmente este ruido no afecta la sensación de manejo ni el desempeño del vehículo pero tiene un riesgo potencial de falla y bloqueo de los cambios si no se corrige pronto. Puede acentuarse el síntoma si se exige más del promedio el embrague, sea porque se maneja muy seguido o en condiciones adversas como trancones que exigen múltiples paradas y arrancadas en períodos cortos de tiempo.

Conoce todos nuestros servicios y pregunta por nuestro diagnóstico de embrague haciendo click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *