5 señales para revisar el sistema de carga y batería
Dejar comentario » Motor,Tips y recomendaciones
Testigo batería

Te ha pasado que a veces tu vehículo no enciende tan fácil o que se encienden testigos que antes no lo hacían?. Estos son dos síntomas que pueden indicar algún fallo en tu sistema de carga. Como todos los componentes del vehículo, la carga y funcionamiento de la batería es clave debido a que maneja la alimentación de los demás elementos.

A continuación te indicamos cuales son las principales señales para revisar el estado de este sistema y así evitarte sorpresas:

  1. Testigo encendido en el tablero: Es la principal señal de que algo anda mal. Hay que tener en cuenta que este testigo indica una falta de carga en el vehículo pero no necesariamente que la batería se encuentre dañada. Componentes como el alternador pueden encontrarse averiados y no suministran la cantidad de carga requerida a la batería para que se almacene y esté disponible cuando se requiera.

  2. Difícil encendido en frío y caliente: Este síntoma puede deberse a múltiples causas y normalmente es más crítico cuando el vehículo se encuentra frío, es decir, al primer encendido del día. En el caso particular del sistema de carga, cuando la batería se encuentra defectuosa es frecuente que al intentar encender el vehículo se produzca un ruido particular, que se note forzado, se apaguen todos los testigos del tablero súbitamente y en casos críticos que no encienda.

  3. Nivel bajo de agua en la batería: Hoy en día existen baterías que son selladas y libres de mantenimiento, esto quiere decir que no es necesario revisar el nivel de electrolito o agua de forma preventiva. Sin embargo, la gran mayoría de baterías para automóviles vienen con unas tapas en cada uno de sus vasos, cuyo fin es dar acceso para poder revisar su nivel y llenarlo de ser necesario. El agua de batería o electrolito debido al calor producido por el funcionamiento del motor y el calentamiento de la misma batería durante el proceso de carga, sufre un proceso de evaporación espontánea. Este proceso es lento pero puede llegar a alcanzar su nivel mínimo y ocasionar que se descargue la batería. La recomendación es revisar su nivel con cada cambio de aceite.

  4. Presencia de ácido en los bornes: Los bornes positivo y negativo de la batería deben encontrarse lo más limpios posible para que la batería funcione correctamente. En ocasiones se deposita en ellos una especie de polvo blanco que no es más que ácido proveniente de su interior y que al acumularse progresivamente puede aislarlos y ocasionar un mal funcionamiento del sistema. Es necesario revisar periódicamente su estado y de encontrarse presencia de ácido proceder a limpiarlos sea con algún producto especial o en seco con un cepillo o algún tipo de lija.

  5. Falta de iluminación en testigos de tablero al abrir el switch: Si la batería se encuentra descargada completamente, no va a haber energía para alimentar el tablero de instrumentos. Para saber cual es el componente que causa la avería es necesario revisar el estado de la misma, ponerla en carga lenta para ver si se recupera y saber si efectivamente hay que cambiarla o existe otro daño asociado, por ejemplo, algún tipo de consumo eléctrico que ocasione su descarga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *