Guía de aceites – parte 2: cuál grado de aceite escoger?
Dejar comentario » Aceite,Motor
Aceite motor

Para responder esta pregunta es necesario saber primero que existen diferentes tipos de aceites. Al mencionar “tipos”, no nos referimos a las marcas existentes sino a la referencia o grados que se encuentran disponibles en el mercado. Qué significan los grados en un aceite?, que significa un aceite monogrado o multigrado?, cuál es el más recomendado para mi vehículo?.

Escoger un tipo de aceite parece una tarea complicada pero la mejor forma de comenzar puede ser fijándose en el símbolo que indica que el aceite ha sido probado y cumple con los estándares de la American Petroleum Institute (API). Adicional a este símbolo, también se encuentra una especificación de servicio de 2 caracteres (ver imágen a continuación).

El último estándar de servicio de la API es el “SL” y designa un grupo de pruebas de laboratorio y motor que incluyen los más recientes controles de depósitos a altas temperaturas. En conjunto con estos símbolos, este sello de calidad trae el grado SAE (Society of Automotive Engineers) de viscosidad.

Viscosidad

Según la definición en ingeniería, la viscosidad es la resistencia de un fluido a deformarse o a sus moléculas de separarse unas de otras. El efecto visible es la oposición a fluir o moverse. La mayoría de veces los fabricantes recomiendan dos o más viscosidades de aceite para un tipo de motor, tales como 5W20 o 5W30, basándose en muchos factores, entre ellos la temperatura. La razón es que los motores necesitan frecuentemente una viscosidad diferente dependiendo de las condiciones de operación. En el mundo de los aceites de motor, la viscosidad es especificada con la notación “XW-XX”. A continuación un ejemplo en el caso del aceite 5W-30:

viscosidad SAE aceites

El grado antes de la letra “W” aplica para bajas temperaturas y el grado después del guión para altas temperaturas. A menor grado en el primer caso, el aceite resulta ser menos viscoso a bajas temperaturas y por tanto fluye mejor. Lo mismo aplica para altas temperaturas. Esto quiere decir que en climas muy fríos la tendencia es al congelamiento, por tanto aceite de grados 0W o 5W serán los adecuados. Por el contrario, en climas muy cálidos donde la tendencia es al derretimiento, serán más adecuados los aceites de grados 10W o 20W por ejemplo.

El grado después del guión representa la resistencia del aceite a adelgazarse o diluirse en altas temperaturas. Por ejemplo, un aceite 10W30 se va a diluir más rápidamente a altas temperaturas que un 10W40.

Esta información del rango de viscosidades recomendado para los vehículos aparece en el manual de usuario y muchas veces se especifica la referencia exacta. Ahora, se debe mantener el mismo aceite durante toda la vida útil del vehículo?. Para responder esta pregunta debemos analizar ciertos factores que suceden con el tiempo en las piezas de un motor.

Cuando un vehículo tiene cierto kilometraje y años de uso, es cada vez más frecuente encontrar manchas de aceite en el piso del garaje. En este momento es cuando se vuelve normal tener que agregar aceite para completar el nivel. Por qué sucede esto?:

  • Lo primero a saber es que no siempre el aceite se baja del nivel por fugas. Con el tiempo las piezas internas del motor se desgastan y su ajuste de fábrica se pierde. Esto quiere decir que va habiendo más espacio entre ellas y aumenta la probabilidad de que el aceite se consuma junto con la mezcla de aire-combustible.
  • Los retenes del motor vienen fabricados en cauchos flexibles que con el tiempo se van endureciendo y pierden la propiedad de sellado. Esto genera fugas.

Lo anterior quiere decir entonces que el tipo de aceite a utilizar en el vehículo no solo debe obedecer a las recomendaciones del fabricante. Cuando se considera de alto kilometraje es necesario aumentar el grado de viscosidad para evitar estos inconvenientes, contrario a lo que en muchos concesionarios dicen, donde afirman que no se debe cambiar la referencia nunca.

Los aceites considerados para alto kilometraje, por ejemplo el 20W50, vienen con propiedades de sellado y fluyen a los poros de los retenes para recuperar su forma y flexibilidad. Además, algunos traen aditivos que ayudan a desacelerar el proceso de desgaste de las piezas internas. Es claro entonces que al ser propietario de un vehículo con estas características, se obtienen mayores beneficios utilizando un aceite de alta viscosidad que uno sintético y lo mejor de todo, a un valor muy inferior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *