Tips para ahorrar gasolina
Dejar comentario » Motor,Sincronización

Muchos mitos se han creado alrededor del tema del ahorro de gasolina. Es un tema sensible pues toca el presupuesto de muchos colombianos y actualmente con los precios del petróleo en su nivel más bajo desde el 2009, no se ve que su precio disminuya proporcionalmente debido a la gran carga impositiva que tiene. Si comparamos el valor con su equivalente en otras regiones de América y revisamos la calidad de las vías, las congestiones y las condiciones ambientales, resulta ser que tenemos unos precios muy altos para unas condiciones adversas. Analizaremos a continuación los diferentes aspectos que influyen en el consumo y cuales son a nuestro juicio las recomendaciones a tener en cuenta para obtener un ahorro significativo de gasolina:

  • Condiciones ambientales: debido a que en Bogotá tenemos una altura de 2.600 metros sobre el nivel del mar, la combustión en un motor no se realiza de forma eficiente. Efectos como el cascabeleo y la pérdida de potencia, son consecuencia de este factor climático. Pocas ciudades principales se encuentran a una altura tan elevada y menos en países desarrollados. Esto hace que los motores sean diseñados para otras condiciones y que sea necesario adaptarlos a la falta de oxígeno, que es proporcional a la altura, para obtener un óptimo rendimiento. Adicional a este aspecto, existe otro factor que es la contaminación. A mayor polución en el ambiente se reduce la vida útil del filtro de aire hasta el punto de obstruirse y no permitir el flujo libre, lo cual ocasiona que se aumente el consumo.
  • Condiciones de manejo: el mayor consumo de combustible se da al momento de arrancar debido a que es necesario vencer la inercia del vehículo. Si a esto le sumamos muchas repeticiones de arrancar-frenar debido a los trancones, efectivamente se percibe que el nivel de gasolina disminuye drásticamente. Existe la tendencia a pensar que a mayor aceleración se consume más, pero esto es cierto únicamente al momento de arrancar. En marcha el motor trabaja mejor si se relacionan bien las velocidades y en condiciones de subida por ejemplo sufre menos si se mantiene acelerado que si se se mantiene en un cambio alto para evitar que la aguja del tacómetro se suba.
  • Estado técnico y de mantenimiento del vehículo: es fundamental mantener el vehículo bien sincronizado pues de ello depende un buen funcionamiento del motor, un bajo nivel de contaminación y un consumo adecuado de gasolina. Normalmente los vehículos vienen con especificaciones de fábrica para realizar este mantenimiento cada 40.000 kms. Elementos como las bujías, el filtro de aire y el filtro de gasolina deben ser sustituidos y otros como el cuerpo de aceleración o el carburador deben ser limpiados y calibrados de nuevo. El intervalo o tiempo en kilómetros de este mantenimiento depende en su gran mayoría del tipo de bujías que traiga el vehículo que indirectamente corresponde a las especificaciones técnicas del fabricante. Para comprobar la periodicidad de la sincronización en el vehìculo es necesario apoyarse en el taller de confianza o revisar la información de la marca.
  • Tipo de gasolina: existe un mito acerca de la diferencia entre la gasolina corriente y extra. Se tiende a pensar que está relacionado con la limpieza o calidad del combustible, pero en realidad no tiene nada que ver con eso. La diferencia entre cada una es el nivel de octanos que maneja o su capacidad antidetonante, es decir, que tan fácil realiza combustión. Debido a que para que haya combustión es necesaria la presencia de oxígeno, a mayor cantidad del mismo se necesita que la gasolina no prenda tan fácil y viceversa. Esta compensación entre gasolina y aire hace que a grandes alturas, por ejemplo en Bogotá, no sea necesario el uso de gasolina extra, pues esta tiene una capacidad mayor para hacer combustión que la gasolina corriente.

Teniendo en cuenta lo anterior, nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Realizar la sincronización del vehículo periódicamente según las especificaciones del fabricante
  • Cambiar el filtro de aire con el cambio de aceite y no soplarlo ni limpiarlo
  • En caso de cascabeleo constante consultar con el taller sobre cómo mitigarlo
  • Medir periódicamente el consumo de gasolina del vehículo para saber cuando puede estar aumentando
  • Tanquear el vehículo a full hasta cuando la pistola dispare el seguro, no antes ni después
  • Procurar tanquear en las mañanas temprano debido a que hay una menor temperatura en el ambiente y por consiguiente en los tanques contenedores de la gasolina lo cual evita evaporaciones
  • Salvo casos especiales utilizar gasolina corriente a la altura de Bogotá y extra a medida que se baja en altitud
  • Considerar mezclar las gasolinas (extra y corriente) para obtener un balance  acorde al tipo de motor y condiciones ambientales
  • En trancones evitar el uso del aire acondicionado a menos que sea indispensable. Esto ocasiona que el motor se acelere más y por ende consuma más gasolina
  • Mantener una presión de inflado de llantas adecuada. Cuando estàn muy bajas de presión aumenta la adherencia al piso y por ende la inercia que se debe vencer al momento de arrancar
  • No utilizar aditivos o economizadores de gasolina a menos que haya sido comprobada técnicamente su efectividad

Los anteriores aspectos sumados a un correcto manejo del vehículo harán que se perciba un ahorro importante que el bolsillo terminará por agradecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *