Guía básica de llantas - Parte 1: Desgaste - Servitalleres Blog
Guía básica de llantas – Parte 1: Desgaste
Dejar comentario » Alineación,Llantas
Desgaste llantas

Para conocer todos nuestros servicios haz click aquí

Una de las recomendaciones más frecuentes que realizan los fabricantes de vehículos y llantas es que se deben rotar o cambiar de posición cada cierto tiempo. Lo más común es cada 5.000 o 10.000 kms dependiendo entre otras cosas del intervalo de mantenimientos periódicos especificados por la marca. Por qué se deben rotar?, que tipo de rotación es la más recomendada para mi vehículo?, cuales son los tipos de desgaste y sus causas?, cuanto duran en promedio unas llantas?, que cuidados especiales se deben tener al rotarlas?. En esta entrega abordaremos el tema del desgaste en las llantas y sus problemas asociados desde una perspectiva sencilla y gráfica.

Rotación de llantas: es necesario realizar este procedimiento de forma periódica ya que al mover las llantas a otra posición se garantiza un desgaste uniforme. En los vehículos de tracción delantera las llantas en esa posición sufren mayores cargas y por ende tienden a durar menos. Si se dejaran siempre en el mismo lugar con el tiempo sería necesario reemplazarlas, mientras que las traseras como solo reciben la fuerza de frenado, es muy posible que todavía duren un buen tiempo. Este desequilibrio en desgaste es lo que se trata de evitar pues el cambio de llantas se recomienda hacer de una sola vez, es decir, las cuatro al tiempo y no de dos en dos como muchas personas suelen hacer.

Patrones de rotación: Antes que nada es importante tener en cuenta el tipo de llanta que trae el vehículo. Dentro de las muchas clasificaciones que existen, destacamos una que toma como criterio su sentido de giro, encontrando las llantas direccionales y las no direccionales. Como su nombre lo dice, las primeras son las que tienen una dirección de rotación predeterminada por el fabricante y normalmente se indica con una flecha en la cara lateral del caucho. Estas llantas se recomienda rotarlas en paralelo. Por el contrario, las segundas no tienen dirección de rotación y por tanto pueden cambiarse de cara o rotarse en forma cruzada o en x (ver imágen abajo). Como lo indicamos antes, esta no es una clasificación exhaustiva, existen otros criterios que determinan el tipo de rotación, para lo cual recomendamos consultar con el taller de confianza.

Rotación llantas

Frecuencia de rotación: Como lo mencionamos al inicio, esta depende del fabricante pero normalmente se debe realizar no antes de 5.000 kms ni después de 10.000 kms de la última rotación. De esta forma es fácil determinar si hay problemas de alineación en el vehículo analizando que tanto se han desgastado, si ha sido de forma regular y si efectivamente es posible rotarlas. Casos en los que no se recomienda esta práctica es cuando por ejemplo hay dos llantas muy gastadas y las mejores se encuentran adelante. No hay forma de rotarlas porque están en su ubicación adecuada.

Problemas de desgaste y sus causas: resumimos a continuación los más importantes, sus causas principales y el mantenimiento mecánico requerido:

Tipo de desgaste Causas principales Acción al manejar Mantenimiento
Centro Desgaste centro Inflado excesivo, ancho de rin incorrecto, aceleración agresiva al arrancar Acelerar gradualmente, especialmente al arrancar Inflar a la presión recomendada por el fabricante, revisar el ancho del rin
Lateral un lado Lateral lado Alineación incorrecta, giro en curvas agresivo, suspensión defectuosa Desacelerar al girar en curvas Inspeccionar la alineación (cámber) y el sistema de suspensión
Lateral ambos lados Lateral ambos lados Inflado deficiente, ancho de rin incorrecto, giro en curvas agresivo Desacelerar al girar en curvas Inflar a la presión recomendada por el fabricante, revisar el ancho del rin
Diagonal Diagonal Alineación incorrecta, suspensión defectuosa, frenado duro Evitar frenar en seco de forma frecuente Inspeccionar la alineación y el sistema de suspensión
Puntual Puntual Defecto en el sistema de frenos, suspensión averiada, montaje de llanta incorrecto Evitar frenar en seco de forma frecuente Revisar el correcto montaje y balanceo de la llanta, inspeccionar los sistemas de frenos y suspensión

Tomado de: www.popularmechanics.com

Duración promedio de las llantas y medición del desgaste: Existen básicamente tres métodos de medición del nivel de desgaste en las llantas:

  • Testigo de desgaste: Es el sistema más habitual debido a que no se necesita de ningún instrumento para la medición. Es necesario ubicar el taco de goma de aproximadamente 1.6 mm de espesor que se encuentra de forma repetida en las canales longitudinales del labrado de la llanta y/o el logo o siglas “TWI” en la cara lateral (ver imágen). Cuando todo el labrado ha alcanzado este nivel se considera que la llanta ha llegado a su fin de vida útil y es necesario reemplazarla.

Testigo desgaste

  • Medidor de profundidad: Es frecuentemente utilizado por servitecas o locales de venta de llantas debido a que se requiere del instrumento de medición. Es el método más preciso y fiable ya que permite tomar medidas en diferentes partes de la llanta conforme a la reglamentación.

Medidor desgaste

  • La moneda: Es el método menos preciso y por ende menos recomendable ya que depende del tipo de moneda que se utilice. Esto implica que no es estándar para todos los países y solo se recomienda utilizarlo en ausencia de los dos anteriores métodos habiendo establecido previamente la marca en la moneda que da el patrón de profundidad.

Medidor moneda

Cuidados especiales a tener en cuenta al rotar las llantas: Muchos vehículos full equipo y de alta gama cuentan con medidores de presión de llantas en todas las ruedas. En algunos casos, al momento de rotarlas, el computador central que recibe dicha señal de los sensores, no puede detectar la posición de las llantas. Esto implica que de no reprogramarse la nueva posición, la lectura de presión no va a ser fiable ya que no se sabrá a cual rueda hace referencia. Esta reprogramación debe hacerse con el escáner o un dispositivo especial para diagnosticar fallos y codificar los “TPMS” o “sensores de presión de inflado de llantas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *